Celebraciones Especiales

Hay determinadas fechas en el calendario en las que el grupo se viste de fiesta. Las dos celebraciones más significativas son la Misa de las Consagraciones a la Virgen en Fátima y la renovación de esta consagración en Talavera.

Otras celebraciones especiales son la Misa del Sagrado Corazón de Jesús en la parroquia y el día de convivencia en la Solemnidad de Cristo Rey. Todo el grupo: niños, adolescentes, jóvenes de las distintas comunidades y familias asisten a estas celebraciones.

Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Solemnidad del Sagrado Corazón

Nuestro Señor le descubre su Corazón a Santa Margarita: “He aquí este Corazón que tanto ha amado a los hombres, y no recibe de la mayor parte sino ingratitudes... Por eso te pido que se celebre el primer viernes después de la octava del Santísimo Sacramento, una fiesta particular para honrar mi Corazón, comulgando ese día y reparando su honor con un acto público de desagravio…”. En esta celebración algunos miembros del grupo hacen su consagración al Corazón de Jesús, entregándose por entero a Él. Tras la celebración se prepara una merienda para disfrutar de un rato de convivencia. La noche anterior se celebra una vigilia de oración para prepararse a dicha celebración.

Solemnidad de Cristo Rey del universo

Solemnidad de Cristo Rey

El último domingo del año litúrgico, la Iglesia celebra la Solemnidad de Cristo Rey del Universo. Conforme al deseo del Papa Pio XI al instaurar esta fiesta pedimos al Señor “la paz de Cristo en el Reino de Cristo”.

Pasamos la mañana de retiro que concluye con la celebración de la Misa. Tras la comida los niños representan una obra de teatro relacionada con esta festividad para acabar la tarde con el rezo del rosario.

Renovaciones de la consagración a la Virgen

Consagraciones a la Virgen

La consagración a la Virgen es el acto principal que orienta la vida del Peregrino de María. Por él se entrega para vivir enteramente en manos de María, y así vivir más perfectamente para Jesús. La primera consagración de cada Peregrino tiene lugar en Fátima. Durante un período de tres años, él renovará su consagración hasta hacerla perpetua. Por ello alrededor de la fiesta de la Encarnación, Peregrinos se reúne para esta celebración. En ella cada Peregrino de María se une a esta ofrenda a María.