Convivencias

Durante el año, se realizan algunos días de convivencia. Los más pequeños con un carácter más lúdico aprovechando períodos vacacionales. Las familias, el día de la Natividad de Nuestra Señora donde Talavera celebra a su patrona la Virgen del Prado, y en el mes de Marzo en torno a la solemnidad de San José, esposo de la Virgen María.

Junto con estas convivencias se celebra otra de una jornada en la que todo el grupo, pequeños y mayores, se reúnen también para celebrar en el mes de Noviembre la solemnidad de Cristo Rey del universo.

Convivencia pista de hielo

Convivencia pista de hielo

Los pequeños del grupo, uno de los días del puente de la Inmaculada, se trasladan a una pista de patinaje sobre hielo entorno a la cual gira todo el día. Es una ocasión para conocer gente nueva, rezar y celebrar la Misa juntos, ¿te apuntas?

Convivencia navidad

Convivencia de navidad

Cada año, los jóvenes se unen para profundizar más en el Misterio de Navidad y compartir la alegría de ser cristianos. Durante estos días, se reciben charlas relacionadas con este tiempo litúrgico y sobre otros aspectos de formación, además de hacer cine-forum, excursiones, etc.

Convivencia de verano

Convivencia de verano

Al comienzo del curso escolar, se ofrece una convivencia para todos aquellos que han participado en el campamento de verano. Es una buena oportunidad para seguir conociéndonos y para presentar todas las actividades que Peregrinos hace durante el año.

Convivencia Virgen del Prado

Convivencia Virgen del Prado

Para conmemorar la festividad de Nuestra Señora del Prado, Patrona de nuestra ciudad, las familias emprenden una pequeña peregrinación hasta la Basílica. Allí se postran a sus pies y se celebra la Eucaristía y el rezo del Santo Rosario. La celebración continúa compartiendo una comida en el campo y pasando el día en un ambiente de distensión y alegría.

Convivencia San José

Convivencia de San José

Para la gran Festividad de nuestro Patrono San José, las familias celebran juntas la Eucaristía y pasan el día en el campo. Es un momento especial, ya que todos se ofrecen al Custodio Patriarca de la Sagrada Familia para que les enseñe a vivir según su obrar.