Espiritualidad

“Peregrinos” toma su espiritualidad del tesoro de la Iglesia, que recibe y alimenta en la meditación de la Palabra Divina, acogida por la Iglesia en las Escrituras y en la Tradición, en la celebración de la Eucaristía y de los sacramentos, y en toda la Sagrada Liturgia, expresión principal de la doctrina y de la espiritualidad de la Iglesia, así como en la práctica de la devoción a la Virgen y en el culto a los santos. Los Peregrinos procurarán vivir intensamente el misterio de Cristo a través de todo el año litúrgico, especialmente en el Día del Señor.

CON MARÍA

El grupo "Peregrinos de María" y cada uno de sus miembros tiene como fuente esencial de su espiritualidad un amor ferviente a la Santísima Virgen María, a la que cada peregrino venera como Señora y Madre suya. El peregrino vive de amor a María mediante una particular consagración de toda su persona y obras a Ella. Renueva su consagración a la Virgen al ofrecerle el día y se une a Ella todos los días rezando el Santo Rosario.

Volver





En el Corazón de Jesús

EN EL CORAZÓN DE JESÚS

"Peregrinos de María" busca vivir y difundir la intimidad con el Señor y la confianza en la misericordia divina, que se nos muestra en el misterio del Corazón abierto del Salvador. Esta intimidad implica el sacrifico y la renuncia a la persona, en ofrenda total, consagración amorosa y victimación reparadora. El peregrino intenta gozar de una intensa vida Eucarística por la participación, a ser posible diaria, en el Sacrificio de la Misa. Igualmente recibe la misericordia de este Corazón en el sacramento de la Penitencia, y las luces y confidencias del Señor que le introducen en la intimidad de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo mediante la oración diaria.

Volver


PARA QUE ÉL REINE

Junto a esta dimensión íntima de devoción al Corazón de Jesús, la espiritualidad de "Peregrinos de María" integra como algo inseparable de la misma dimensión social de esta devoción: el ideal de consagración y de entrega para orar y trabajar por el reino de Cristo. De modo particular, cada Peregrino colabora a realizar este reinado con el ofrecimiento de obras cada mañana, en el espíritu del apostolado de la Oración. Con él consagrará toda su vida al Corazón de Jesús "por el corazón inmaculado de María", con el deseo de reparar sus pecados y adelantar su reino.

Volver





Como Peregrinos

COMO PEREGRINOS

Los miembros de Peregrinos deben vivir como "Forasteros y Peregrinos". Tocados por el amor del Señor y fiados en su protección, recorren el camino de la vida sin "instalarse, buscando salir cada día más de sí mismos y de la mentalidad del mundo, y poniéndose juntos en camino hacia el Señor, van confiando su vida más plenamente al deseo de su Corazón. Los Peregrinos procurarán participar, en cuanto les sea posible en peregrinaciones, donde encontrarán una escuela para su vida.

Volver


BAJO LA PROTECCIÓN DE SAN JOSÉ

"Peregrinos" pone sus necesidades espirituales y materiales bajo la protección de San José, glorioso patriarca y custodio y cabeza de la Sagrada Familia. A él acude para aprender a servir a la Virgen y al Señor, y de Él espera confiadamente que haga de las familias de "Peregrinos" verdaderas "Iglesias domésticas".

Volver




Con la guía de San Ingnacio

CON LA GUÍA DE SAN IGNACIO

Los Peregrinos tienen como protector y maestro de vida espiritual a San Ignacio de Loyola, "el Peregrino". Ellos aprenderán a vivir como aquel Peregrino "loco por Cristo" en la escuela de los Ejercicios Espirituales fuente inagotable de piedad muy elevada a la vez que sólida; fuerte estímulo y experto maestro para procurar la reforma de costumbres y alcanzar la cima de la vida espiritual.

Volver


EN LA ESCUELA DE SANTA TERESA DEL NIÑO JESÚS

Junto a la escuela de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, el Peregrino de María, consciente de su radical pequeñez, acude a Santa Teresa del Niño Jesús para cobrar ánimo y aprender de ella el camino de la infancia espiritual, viviendo en filial abandono en el amor del Padre y reconociéndose confiadamente niños del todo necesitados de su gracia.

Volver




En la Iglesia

EN LA IGLESIA

La espiritualidad de Peregrinos tiene como fundamento inconmovible el amor a la Iglesia, esposa de Cristo, así como el amor obediente a la Jerarquía de la Iglesia. En razón de su espíritu Ignaciano, "Peregrinos de María" y cada uno de sus miembros buscara estar siempre disponible para servir a la Iglesia allá donde se le requiera: parroquias, movimientos... con el único fin de llevar a todos a Cristo por María.

Volver